FANDOM


Francisco P. Moreno o Perito Moreno nacio en Buenos Aires, el 31 de mayo de 1852; Buenos Aires, 22 de noviembre de 1919) fue un científico, naturalista y explorador argentino.

Archivo:Busto del Perito Moreno.jpg

BiografíaEditar

Estimulado por la lectura de libros de viajes, se interesó por la paleontología y la arqueología. En 1871 recogió fósiles en la laguna de Vitel. En 1872-73 exploró el territorio de Río Negro y, en 1875 llegó al lago Nahuel Huapi, que recorrió para luego pasar a Santa Cruz y alcanzar el lago que bautizó con el nombre de Argentino. En 1879 exploró las montañas de la Cordillera de los Andes. En 1896 llegó hasta el lago Buenos Aires.

En 1872 fundó, en colaboración con un grupo de ingenieros, la Sociedad Científica Argentina. En 1873 y 1874 hizo sus primeros viajes a la Patagonia efectuando itinerarios, por regiones hasta entonces inexploradas, en las que recogió una serie de materiales que iniciarían los estudios americanistas. En 1875 el gobierno de la provincia de Buenos Aires y la Sociedad Científica Argentina le proporcionaron los medios para efectuar un nuevo viaje al sur argentino. En este recorrido Moreno atravesó la Patagonia de océano a océano y cumplió uno de sus mayores anhelos: ponerse en contacto directo con las naciones indígenas de la Patagonia y estudiar su enigmático pasado y sus orígenes. Los datos y materiales recogidos en aquella expedición abrieron horizontes nuevos a la antropología sudamericana e impulsaron a varios científicos europeos (como el francés Broca) a tomar a las razas indígenas de América del Sur como objeto de estudio. A la vez Moreno quedó fuertemente impresionado por el drama de aquellas razas en agonía. Trató entonces de humanizar las relaciones entre los argentinos y sus razas indígenas exigiendo tierras y escuelas para ellas y protestando contra los métodos que habían sido empleados para "civilizarlos

En 1879 Moreno donó toda su colección arqueológica, antropológica y paleontológica personal, consistente en más de 15.000 ejemplares de piezas óseas y objetos industriales, a la provincia de Buenos Aires, que fundó con ellas el Museo Antropológico y Etnográfico de Buenos Aires.

Con la fundación de la ciudad de La Plata, el gobierno provincial decidió trasladar el museo a la nueva capital y entonces se le dio el nombre de Museo de Historia Natural de La Plata. Por proveer todo el material para el museo (incluso dos mil libros de su biblioteca particular) y por el reconocimiento general a su persona, fue nombrado Director vitalicio del Museo. Moreno mismo dirigió la construcción del edificio y la distribución de sus materiales, de acuerdo con un plan que él había concebido. Sumó a este proyecto a numerosos naturalistas extranjeros que organizaron las secciones de geología y mineralogía, zoología, botánica, antropología, arqueología, etnografía y cartografía. La institución se convirtió rápidamente en un centro de estudios superiores que llamó la atención de los grandes especialistas europeos. Se multiplicaron las colecciones valiosas, los trabajos publicados descifraban viejos problemas americanos y, fundados por Moreno, comenzaron a publicarse los Anales y la Revista del Museo de La Plata. El Museo de La Plata llegó a ser la institución científica más importante del país.

Cuando surgió la idea de agregar este museo a la Universidad Nacional de La Plata, transformándolo en Facultad de Ciencias Naturales, Moreno renunció a su cargo vitalicio de Director del Museo. No estaba de acuerdo con la anexión propuesta: pensaba que el establecimiento por él creado debía dedicarse a la investigación del territorio y de su naturaleza y no quedar expuesto a los vaivenes de la política universitaria. La incorporación del Museo a la Universidad significó modificaciones esenciales en su finalidad y en su estructura: las instalaciones se redujeron, parte de su biblioteca se distribuyó entre otros institutos universitarios y su imprenta pasó a pertenecer a la provincia.

Tratado limítrofe con Chile Editar

El tratado de 1881 establecía como frontera las cumbres que fueran divisorias de aguas, pero la demarcación efectiva de la frontera estaba sometida al laudo arbitral del gobierno británico. Como perito oficial argentino en el litigio, en pocos meses Moreno preparó su obra Frontera argentino-chilena, en la que exponía una síntesis de la geografía de las fronteras argentinas, y en 1896 viajó a Londres para facilitar el laudo arbitral la reina Victoria y presentar una exposición sobre el conflicto.

Por esta labor, en 1902, recibió la Medalla del Rey Jorge IV y, al año siguiente, 25 leguas de tierras en la Patagonia en carácter de homenaje nacional. De esas tierras donó una parte al gobierno para la construcción del Parque Nacional Nahuel Huapi, el primer parque nacional de Argentina. La Universidad de Córdoba, además, lo nombró Doctor honoris causa. A su vez, también del extranjero recibió múltiples reconocimientos, las más célebres instituciones científicas y las más famosas universidades le otorgaron diplomas y medallas.

Actúo en política, ocupando los cargos de diputado nacional y vicepresidente del Consejo Nacional de Educación.

Su último viaje al sur lo realizó en compañía del ex-presidente norteamericano Theodore Roosevelt, en 1912.

Sus restos fueron trasladados en 1944 a la isla Centinela, en el lago Nahuel Huapi.

Enlaces externosEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.