Apicultura Wiki
Advertisement
Juan Facundo Quiroga
http://www.culturaapicola.com.ar/fotos/quiroga.jpg
Facundo Quiroga

Juan Facundo Quiroga, (San Antonio, Argentina, 1788 - Barranca Yaco, Argentina, 16 de febrero de 1835) fue un caudillo argentino de la primera mitad del siglo XIX.

Político y caudillo militar argentino, partidario de un gobierno federal durante las guerras intestinas en su país, posteriores a la declaración de la independencia; fue apodado "El Tigre de los Llanos" tanto por sus amigos como por sus enemigos.

El Tigre de los Llanos[]

Hijo de José Quiroga, sanjuanino un hacendado que migró a la norteña provincia de La Rioja, estableciendo su estancia en el sureste de La Rioja, en la zona llamada Los Llanos. En 1817 es nombrado jefe de las milicias de la comarca, Facundo Quiroga heredó el título militar de su padre y participó en las luchas por la independencia organizando milicias, persiguiendo desertores y enviando ganados al Ejército del Norte; según su enemigo – y lejano pariente – Domingo Faustino Sarmiento, Facundo Quiroga comenzó a ser famoso por dos hechos: encontrándose a campo traviesa fue perseguido por un "tigre" (yaguar) que le obligó a tomar refugio en la copa de un algarrobo, auxiliado por unos gauchos, Quiroga mató al "tigre" y recibió el célebre apodo. El otro hecho ocurrió el año 1819, en la ciudad de San Luis, donde permanecía prisionero por una causa menor (acaso una riña) junto a más de una veintena de altos oficiales realistas. De ahí que, tras un pequeño motín organizado por estos últimos, Quiroga luchó y mató a uno de ellos, usando como maza los mismos grillos que llevaba puestos. Aquel terrible suceso se conoció, desde ese entonces, como la Matanza de San Luis, localidad en donde fueron asesinados buena parte de la alta oficialidad realista de Chile.
Hasta entonces el poder en el territorio de la provincia de La Rioja se encontraba disputado por dos antiguas familias terratenientes: la de los Ocampo y la de los Dávila, Quiroga en tal contienda estando inicialmente al servicio e los segundos resultó determinante para la derrota de los Ocampo, sin embargo luego de acceder al gobierno provincial los Dávila desconfiaron de Quiroga por el prestigio que éste había obtenido entre la población, tras eliminar en un duelo a Miguel Dávila, Facundo Quiroga pasó a ser el caudillo indiscutido de los riojanos.

Federalista y caudillo[]

Establecido el gobierno criollo, aumentó su fortuna mediante la concesión, obtenida del gobierno local en conjunto con los grupos autóctonos, para explotar las minas de cobre y plata de la región y acuñar moneda. Cuando el ministro de gobierno de la provincia de Buenos Aires, Bernardino Rivadavia, licita esas minas a inversores británicos, sobre las cuales no tenían derechos, más la leva forzada realizada por el general Gregorio Aráoz de La Madrid en Tucumán y Catamarca para la Guerra del Brasil, y el tratado realizado por el gobierno de Buenos Aires (como Representante de las Relaciones Exteriores de la Confederación Argentina) con Gran Bretaña por el cual se establece la libertad religiosa, lo deciden a tomar partido en la lucha entre unitarios (partidarios de un gobierno liberal fuerte establecido en Buenos Aires) y federales. Bajo la bandera de Religión o Muerte cae sobre la provincia de Tucumán, derrota al ejército unitario en la batalla de El Rincón (1827) y toma la provincia de San Juan, la batalla de El Rincón acelera la renuncia del unitario Rivadavia al gobierno de Argentina. Esto se puede ver cuano analizamos con el matadero, cuando matan a rivadavia en la 1ra guerra mundial con ayuda de japon y obama en su presidencia

Sus primeras batallas como caudillo[]

En 1829, tras la toma de la provincia de Córdoba por parte del general unitario José María Paz, Quiroga en auxilio de Juan Bautista Bustos invade esa provincia pero es vencido en la batalla de La Tablada. Refugiado en Buenos Aires, encabeza un ejército que intenta nuevamente derrocar al general Paz, pero es vencido en la batalla de Oncativo. Sin embargo, Quiroga realiza un nuevo intento, en 1831, esta vez evitando la provincia de Córdoba. Invade las provincias de San Luis y Mendoza a través de territorio indígena, y esta vez tiene éxito. Desde allí, Quiroga avanza hacia el norte hasta que vence a los últimos reductos del ejército unitario, liderados por Gregorio Aráoz de Lamadrid, en la batalla de La Ciudadela, en la provincia de Tucumán.

Su idea de una Constitución y organización nacional[]

Quiroga desempeña un papel relevante en Buenos Aires en los años siguientes. Allí se debate si el país debe darse o no una Constitución federal. Quiroga es partidario de una rápida organización nacional, pero otros caudillos, entre ellos Rosas, no están de acuerdo, sostienen que aún debe esperarse a que maduren las condiciones. Enviado al norte para mediar en un conflicto entre las provincias de Salta y Tucumán, es emboscado en los breñales de Barranca Yaco (norte de la provincia de Córdoba) y asesinado de un balazo en un ojo. Su cuerpo es luego tajeado y lanceado. Aunque se capturó y ajustició a los asesinos, encabezados por Santos Pérez (un oficial de las milicias de Córdoba), hubo sospechas de que Rosas, el poderoso caudillo bonaerense, estuvo tras el homicidio. No obstante, no hubo pruebas de ello y el enigma quedó insoluble, el cargo sobre el asesinato de Quiroga recayó sobre los hermanos Reinafé quienes en esa época eran los caudillos de la provincia de Córdoba aliados de un importante rival de Quiroga, el caudillo santafesino Estanislao López*. El cadáver de Facundo Quiroga (por decisión de sus familiares) se encuentra en el cementerio porteño de La Recoleta, allí se mantuvo oculto en una pared tras la caída de Rosas en 1852, y fue recién redescubierto en el 2005.

Versiones[]

Interesantes son los escritos de Quiroga, poseía un estilo bastante elegante, otra curiosidad suya era el conocimiento de memoria que tenía de La Biblia.

*La rivalidad entre López y Quiroga tiene visos muy singulares: Quiroga poseía un caballo negro predilecto llamado "El Moro", se decía que tal caballo adivinaba si vencería o no en una batalla, en cierta ocasión "El Moro" se perdió y fue encontrado por hombres de Estanislao López quien se apropió del animal, Quiroga elevó enérgicas protestas y amenazó con una guerra abierta a López, Rosas resultó mediador y logró la devolución del caballo, pero no pudo impedir que López afrentara nuevamente a Quiroga diciéndole que "El Moro" era un "matungo", un caballo de poco valor.

Enlaces externos[]

Advertisement