Apicultura Wiki
Advertisement

Los fósiles son vestigios en sustrato pétreo de antiguas criaturas vivientes de diferentes tipos (tanto vegetales como animales), y que pueden encontrarse en los estratos geológicos de la superficie terrestre.

Los fósiles más reconocibles por el público son los restos petrificados de esqueletos o caparazones de criaturas, sin embargo los restos fósiles no se limitan a las partes duras petrificadas de dichas criaturas; se consideran también como fósiles: los restos sin alterar, las impresiones, vestigios o moldes que dejan en diferentes sustratos geológicos, las diferentes partes anatómicas de organismos que no son de la época geológica actual.

Existen regiones de la Tierra que son conocidas por su particular riqueza en fósiles, por ejemplo, el Burgess Shale en la Columbia Británica de Canadá. Y la Patagonia andina argentina.

Cómo se forman los fósiles[]

Archivo:Cruziana2.jpg

Cruziana, generalmente interpretada como un rastro de Trilobites

Archivo:Petrified forest log 1 md.jpg

Tronco petrificado. Los materiales originales han sido sustituidos por otros, minerales, sin perder la estructura

Hay muchas clases de fósiles. Los más comunes son restos de caracoles o huesos transformados en piedra. Muchos de ellos muestran todos los detalles originales del caracol o del hueso, aun si se examinan al microscopio. Los poros y otros espacios pequeños en su estructura se llenan de minerales. Los minerales son compuestos químicos, como la calcita (carbonato de calcio), que estaban disueltos en el agua. El paso por la arena o el lodo que contenían los caracoles o los huesos y los minerales se depositaron en los espacios de su estructura. Por eso los fósiles son tan pesados. Otros fósiles pueden haber perdido todas las marcas de su estructura original. Por ejemplo, un caracol originalmente de calcita puede disolverse totalmente después de quedar enterrado. La impresión que queda en la roca puede llenarse con otro material y formar una réplica exacta del caracol. En otros casos, el caracol se disuelve y tan sólo queda el hueco en la piedra, una especie de molde que los paleontólogos pueden llenar con yeso para descubrir cómo se veía el animal. Los fósiles por lo general sólo muestran las partes duras del animal o planta: el tronco de un árbol, el caparazón de un caracol, los huesos de un dinosaurio o pez. Algunos fósiles son más completos. Si una planta o animal queda enterrado en un tipo de especial de lodo que no contenga oxígeno, algunas de las partes blandas también se conservarán como fósiles.

Los más espectaculares de estos "fósiles perfectos" son mamuts lanudos completos que se hallaron el en suelo congelado. La carne estaba tan congelada, que aún se podía comer después de 20.000 años.

Advertisement