Apicultura Wiki
Advertisement
Archivo:CartedAmerique.jpeg

Mapa de América

La conquista y colonización española de América comenzó con la llegada a este continente de Cristóbal Colón en 1492.

Extensión del Imperio colonial español en América[]

Archivo:Spanish colonization of the Americas.png

Mapa anacrónico mostrando áreas de América que en algún momento reclamó el Imperio Español. La mayor parte de ellas nunca fueron efectivamente ocupadas y permanecieron bajo dominio de los pueblos originarios. Para detalles ver mapa. Plantilla:Legend Plantilla:Legend Plantilla:Legend Plantilla:Legend

  • Virreinato de Nueva España: los actuales países de México, y los estados de California, Nuevo México, Arizona, Texas, Nevada, Florida, Utah y parte de Colorado, Wyoming, Kansas y Oklahoma en Estados Unidos. España mantuvo bajo su control estos territorios desde 1519 hasta 1821. Sin embargo, es necesario recordar que la independencia de Nueva España fue iniciada en 1810, y declarada formal y legalmente por el Congreso de Chilpancingo en 1813. El período entre ese año y la fecha de consumación de la independencia de México (1821) eran concebidos por el Congreso como una lucha contra la metrópoli y por el reconocimiento internacional de la nueva nación. Es necesario aclarar que una gran parte de los territorios ubicados en lo que actualmente es Estados Unidos nunca fueron efectivamente controlados por España y permanecieron en poder de los pueblos originarios hasta el siglo XIX.
  • Capitanía General de Guatemala: comprendía los territorios de Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Costa Rica, y el estado mexicano de Chiapas. Declaró su independencia en 1821, para sumarse al Primer Imperio Mexicano, del que se separó (salvo Chiapas) en 1824.
  • Luisiana: cedida por Francia, España la mantuvo poco tiempo en su poder, desde 1762 hasta 1801. Incorporaba territorios de los actuales estados de Luisiana, Arkansas, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Dakota del Sur, Dakota del Norte, Wyoming, Montana, Idaho, Minnesota y Iowa. La mayor parte de estos territorios nunca fueron efectivamente controlados por España y permanecieron en poder de los pueblos originarios hasta el siglo XIX.
  • Virreinato de Nueva Granada: los actuales países de: Panamá, Colombia y Ecuador.
  • Capitanía General de Venezuela: la actual Venezuela.
  • Virreinato del Perú: el actual Perú.
  • Virreinato del Río de la Plata: los actuales países de Bolivia, Argentina (excepto la región de Patagonia), Paraguay y Uruguay. España nunca controló la casi totalidad de la pampa, el Chaco, ni la Patagonia que permaneció bajo el dominio de los pueblos originarios hasta el siglo XIX.
  • Capitanía General de Chile: el actual Chile y la región de Patagonia. España nunca controló la mitad sur de Chile ni la Patagonia que permaneció bajo el dominio de la nación Mapuche y otros pueblos originarios hasta el siglo XIX.
  • Territorios Insulares: los actuales países de Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Bahamas (hasta 1670), Antigua y Barbuda (desde 1493 hasta 1632), Trinidad y Tobago, Granada (desde 1498 hasta 1674), Jamaica (hasta 1655), San Cristóbal y Nevis (Saint Kitts y Nevis), Dominica (desde 1493 hasta 1783), Barbados (desde 1518 hasta 1624), Santa Lucía (desde 1504 hasta 1654).

Antecedentes[]

Causas[]

  • Económicas: a falta de oro y plata, se unió la necesidad de encontrar una ruta alternativa para el comercio de las especias que, procedente de la India, había sido bloqueado por los turcos con la toma de Constantinopla en 1453.
  • Culturales: con el Renacimiento, la sociedad europea había aceptado la esfericidad de la Tierra, y la proliferación de comerciantes provocó la proliferación de leyendas y crónicas exageradas (viajes de Marco Polo, leyenda del Preste Juan), que causaron un gran interés por lo desconocido en la Europa de la época.
  • Tecnológicas: la aparición de nuevas naves, como las carabelas o los galeones, que permitían la penetración trasatlántica; nuevos instrumentos de navegación, como el astrolabio o la brújula, así como los avances en cartrografía, fueron fundamentales para permitir la llegada europea a América.

Las capitulaciones de Santa Fe[]

Cristóbal Colón presentó su plan a Juan II de Portugal, pero, basado en cálculos erróneos sobre el tamaño de la Tierra y la distancia entre Europa y la India, no fue tenido en cuenta. A continuación se dirigió a España, involucrada entonces en la conquista de Granada, y expuso su plan a los Reyes Católicos, ayudado por los frailes de La Rábida. A pesar de los errores técnicos, se hizo con el apoyo de la reina Isabel y del Cardenal Cisneros y así, tras la toma de Granada, se comenzaron a redactar los acuerdos, o Capitulaciones de Santa Fe, por las que los reyes concedían a Colón el título de almirante, el de virrey y gobernador de las tierras por descubrir y la décima parte de los beneficios obtenidos por la nueva ruta.

Colonización y conquista[]

Primeros asentamientos y la cuestión del reparto[]

Archivo:Westindies.jpg

Viajes de Cristóbal Colón.

En octubre de 1492 llega Colón a América, a la isla de Guanajaní creyendo haber llegado a las costas de Cipango, actual Japón. Tras éste, realizó tres viajes más. En el primero funda la colonia de La Española, destruida después por los indios debido al mal trato de los colonizadores; como reacción, los Reyes Católicos cancelaron el contrato firmado por Colón.

Esta expansión hacia el Oeste trajo tenones con Portugal, pidiendo ambos reinos la mediación del Papa. Por la bula Inter Caetera de 1493, el papa Alejandro VIdelimitaba el área de influencia en una línea de polo a polo situada a 100 leguas al Oeste de las Azores. Poco después, el Tratado de Tordesillas de 1492, trasladó la línea a 370 leguas al Oeste de Cabo Verde, dejando una amplia zona al este de Sudamérica, para la expansión portuguesa.

La colonización de las Antillas[]

La conquista del continente[]

Artículo principal: Conquista de México

Tras el asentamiento en las zonas insulares de Centroamérica, la Corona de Castilla emprendió la colonización del continente, inicialmente en zonas despobladas, mandando después una expedición de conquista hacia el Imperio Azteca.

Ésta, compuesta por Hernán Cortés y sus hombres, llegó a la isla de Cozumel, pasando después por la costas de la Península de Yucatán hasta llegar al río Grijalva donde se produjo una lucha. El Jueves Santo de 1519 llega toda la armada a San Juan de Ulúa, desde donde se dirige hacia la costa de la actual ciudad de Veracruz. En ese lugar Cortés recibió la primera embajada de Moctezuma Xocoyotzin, gobernante del señorío de Tenochtitlan y en ese sitio, Cortés fundó la Villa Rica de la Vera Cruz.

Una vez que Cortés funda la Vera Cruz, Moctezuma le solicitó, mediante el envío de embajadores, no continuar; pero Cortés inicia su marcha hacia el interior, el día 16 de agosto de 1519, rumbo hacia al corazón del Imperio Mexica. Esta expedición estaría formada por 400 soldados españoles, 15 caballos y la impresionante cantidad de 13.000 guerreros totonacas. Al llegar a Tlaxcala, Cortés derrota a Xicotencatl y establece una importante alianza con los tlaxcaltecas, sumando más guerreros a la alianza anti-mexica.

En su paso hacia Tenochtitlan y pretextando una posible emboscada, Cortés realiza a manera de escarnio, la sangrienta matanza de Cholula. En su paso desde Cholula, Cortés atraviesa hacia el Valle de México cruzando por entre dos volcanes, el Popocatepetl y el Iztaccíhuatl. Del otro lado, avista por primera vez el lago y la isla del Imperio Mexica y se aproxima a ella por el rumbo de Xochimilco. Moctezuma recibe a los españoles y entrega simbólicamente la ciudad. A cambio, Cortés exige ver los libros de tributos y los mapas de la tierra. Entretando, su empresa no ha pasado desapercibida en Cuba, pues llega hasta él un mensajero del resguardo de Cortés en la Vera Cruz: le avisa de una expedición capitaneda por Pánfilo Narváez con órdenes expresas de aprehenderlo y llevarlo de regreso a Cuba.

Artículo principal: Conquista del Imperio Inca

Consolidación de las colonias[]

Extensión norteña de la influencia española[]

En 1720, la expedición de Villasur desde Santa Fe conoció e intentó parlamentar con los pawnees aliados con los franceses en lo que es ahora Nebraska. Las negociaciones fueron poco exitosas, y se libró una batalla; los españoles fueron derrotados seriamente, con sólo 13 que pudieron regresar a Nuevo México. Aunque esto fue un pequeño enfrentamiento, es significativo en que era la penetración más profunda de los españoles en las Grandes Llanuras, estableciendo el límite ahí para la expansión e influencia española.

En un esfuerzo por excluir a Gran Bretaña y Rusia del Pacífico este, la Corona Española envió a Juan Francisco de la Bodega y Quadra al norte desde México en 1775 para encontrar y controlar el fabulado Paso del Noroeste. En 1781, una expedición española durante la Guerra Revolucionaria Norteamericana dejó San Luis, Misuri (entonces bajo control hispano) y llegó hasta St. Joseph en Niles, Michigan donde capturaron el fuerte mientras los británicos estaban lejos. Las reclamaciones territoriales españoles basadas en esta penetración al norte por España en Norteamérica no fueron apoyadas en las negociaciones del tratado.

La Convención de Nutka (1791) resolvió la disputa entre España y Gran Bretaña sobre los establecimientos británicos en Oregón a la Columbia Británica. En 1791, el Rey de España dio a Alejandro Malaspina el mando de una expedición científica alrededor del mundo, con órdenes de localizar el Paso Noroeste y buscar oro, piedras preciosas, y cualquier establecimiento norteamericano, británico o ruso a lo largo de la costa noroeste.

Al final, la rivalidad del Pacífico Norte probó ser demasiado costosa para España, la cual se retiró de la región en 1819, dejando poco más de algunos cuantos nombres de lugares.

La etapa de las reformas[]

Independencia[]

Durante la Guerra de la Independencia Española, varias asambleas fueron establecidas por los criollos para gobernar las tierras en el nombre del rey Fernando VII de España. Esta experiencia de autogobierno y la influencia del liberalismo y las ideas de la Revolución Francesa y Norteamericana llevó a la lucha por la independencia. Las colonias se liberaron a sí mismas, a menudo con la ayuda del Imperio Británico, el cual apuntaba a comerciar sin el monopolio español.

En 1898, los Estados Unidos ganaron la Guerra Hispano-estadounidense y ocuparon Cuba y Puerto Rico, finalizando la presencia española en las Américas. Aún así, los primeros años del siglo XX vieron una corriente inmigratoria de personas pobres y exiliados políticos de España a las antiguas colonias, sobre todo Cuba, México y Argentina. Después de los años 70, la corriente se invirtió. En los años 90, compañías españolas como Repsol YPF y Telefónica invirtieron en Sudamérica, a menudo comprando compañías privatizadas.

Actualmente, los países iberoamericanos y España y Portugal se han organizado en la Comunidad Iberoamericana de Naciones, que tiene su máximo organo de coesión en la Cumbre Iberoamericana

Consecuencias de la Colonización[]

Demográficas[]

Archivo:Map-Amerindian populations.png

Porcentaje de población de origen amerindio en Hispanoamérica.

Con la llegada de los colonos españoles, las enfermedades europeas (viruela, influenza, sarampión y tifus) a las cuales las poblaciones nativas no tenían resistencia, y los sistemas de trabajo tales como las haciendas y el modo de explotación minera, en las que los nativos permanecían en un régimen de semi-esclavitud[1] diezmaron a la población americana.

En la mayoría de las áreas, los nativos y los españoles se mezclaron, formando una clase mestiza. Hoy en día, las poblaciones de la mayor parte de paises de Sudamérica son mestizos, con una cierta excepción de Argentina y Uruguay.

Dos lenguas amerindias, el quechua y el guaraní, han alcanzado el rango de lenguas cooficiales en los países latinoamericanos.

Esclavitud[]

Con la llegada de los europeos cristianos a América, se originó un intenso debate sobre la naturaleza del nuevo continente y sus habitantes. Esta polémica fue especialmente seguida por los intelectuales de los reinos hispánicos, ya que éstos, en su colonización, se habían encontrado con verdaderos Estados y culturas más avanzadas que el resto de potencias coloniales.

Así, desde comienzos del siglo XVI, teólogos y filósofos como Juan López de Palacios Rubios o Matías de la Paz desde la Universidad de Salamanca y Martín Fernández de Enciso o Bartolomé de las Casas desde las propias colonias, enfrentan el problema de la naturaleza de los nuevos pobladores desde diferentes visiones. Finalmente, en 1537 se promulga la bula Sublimis Deus del papa Pablo III, en la que se declara a los indígenas como hombres en todas sus capacidades.

A partir de este momento, queda abolida formalmente la esclavitud amerindia en las colonias españolas. No obstante, desde las independientes haciendas, se seguían practicando formas de trabajo forzado a los nativos.

Además, la bula papal sólo concernía a los nativos de América, lo que fue aprovechado para sustituir la mano de obra esclava amerindia por africana, produciéndose una constante captura de esclavos en África occidental de manos de mercaderes portugueses hasta las costas de las colonias americanas portuguesas de Brasil y españolas de las Antillas. Posteriormente, con el asentamiento británico en Nueva Inglaterra, las rutas esclavistas continuaban hasta esta región, conformándose así el llamado triángulo de los esclavos atlántico.

Religión[]

El papa Alejandro VI, en sus bulas Inter Caetera fija la obligación de la Corona de Castilla de convertir a todos sus súbditos, incluidos los amerindios, al cristianismo. La conversión se realizó a base de infinitud de misioneros de distintas órdenes que partían de las costas de España hacia el Nuevo Mundo.

El proceso de conversión fue muy diverso. En ocasiones los misioneros se adaptaban a los nativos y se hacían partícipes de sus problemas y de los abusos que sufrían por parte de algunos conquistadores, trasmitiendo las injusticias a las autoridades de la península. Sin embargo, en otras ocasiones la conversión se realizaba de manera forzosa, o incluso sin conocimiento por parte de los nativos. De hecho, desde 1513 se popularizó el Requerimiento como forma de conversión; éste se realizaba mediante la lectura, generalmente en un castellano incomprensible para los nativos, de un manifiesto por parte del indígena en el que declaraba su conversión al cristianismo.

Sin embargo, la mayoría de los primeros intentos en esto fueron sólo parcialmente exitosas, mientras que los grupos americanos simplemente mezclaron el catolicismo con sus tradiciones locales. Por otro lado, la evangelización de la Iglesia Católica en Latinoamérica se produjo en muchos casos en las lenguas locales, como el quechua, el náhuatl o el guaraní, lo que contribuyó a la expansión de estas lenguas americanas, al ser dotadas así de sistemas de escritura.

Referencias y enlaces[]

Véase también[]

Plantilla:Colonización europea de América

  1. A efectos legales, la esclavitud estaba prohibida en América, al estar su territorio integrado en la Corona de Castilla donde, por una bula papal, estaba prohibida la esclavitud, al tratarse de un reino cristiano. Sin embargo, en las citadas minas y haciendas, los trabajadores apenas recibían más sueldo que su sustento vital, suponiendo un régimen de semi-esclavitud.
Advertisement